El gobernante Partido Demócrata retuvo el control del Senado de Estados Unidos en las elecciones legislativas, un gran triunfo que hará más difícil a la oposición republicana frustrar la agenda del presidente Joe Biden en los dos años restantes de su mandato.

La suerte seguía echada en la Cámara de Representantes, donde los republicanos buscaban tener aunque sea una delgada mayoría luego de las elecciones del martes pasado, en las que el desempeño demócrata fue mucho mejor que el esperado.

Los demócratas retuvieron el Senado contra todos los pronosticos

La cadena CNN y otros medios proyectaron que la demócrata Catherine Cortez Masto retuvo la banca del Senado de Nevada, con lo cual el partido que controla la Casa Blanca se queda con 50 de los 100 escaños de esa cámara.

Eso le asegura a los demócratas una mayoría, pues la vicepresidenta Kamala Harris, en su carácter de presidenta del Senado, mantendrá el poder de desempate en las votaciones que ha tenido desde la asunción de Biden, en enero de 2021.

"Hemos hecho muchas cosas y haremos muchas más por el pueblo estadounidense", dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, que atribuyó la derrota republicana a la sombra que el expresidente Donald Trump echa sobre el partido.

Los demócratas retuvieron el Senado contra todos los pronosticos

El líder republicano, bajo su lema de Hagan a Estados Unidos Grande Otra Vez (que en inglés se abrevia por sus siglas MAGA), hizo campaña por cientos de candidatos a bancas del Congreso en los comicios del 8 de noviembre, con suerte variada.

De todos modos, Trump, que sigue sosteniendo que Biden le robó la elección de 2020, tiene previsto lanzar esta semana su precandidatura para volver a competir por la Casa Blanca, algo que podría reeditar su duelo de hace dos años contra el actual presidente.

Los demócratas retuvieron el Senado contra todos los pronosticos

"El pueblo estadounidense rechazó -y rechazó sólidamente- la dirección antidemocrática, autoritaria, repugnante y divisionista en la que los republicanos MAGA querían llevar al país", agregó Schumer.

Biden celebró el logro desde Asia, adonde asistía a una cumbre, y también achacó a Trump el magro desempeño de los republicanos en las elecciones para renovar el Congreso.