Cristina Fernández de Kirchner encabezó este jueves un multitudinario acto en el Estadio Único de La Plata por el Día del Militante Peronista, realizó un amplio repaso por la agenda política y, al reivindicar sus dos presidencias, lanzó: "La gente tiene que decidir si quiere volver a la Argentina que alguna vez tuvo". Ante casi 60 mil personas, la vicepresidenta brindó un largo discurso, en el que hizo un repaso histórico centrado en el regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina, hecho del que se cumplieron 50 años este jueves, y volvió a reclamar un acuerdo entre las fuerzas políticas del país.

CFK habló para los propios y también dejó un mensaje para la oposición

En el inicio de su alocución, Cristina habló del atentado en su contra y dijo: "El pasado 1 de septiembre se quebró por primera vez el pacto democrático, el de respetar la vida. Hay que volver a reconstruir el pacto democrático separando a los violentos, al que quiere que el otro se muera porque piensa diferente. Ningún partido político en la argentina puede volver a aceptar eso". Al respecto, remarcó que "el valor de la democracia, que algunos hoy ponen en duda, es nada más y nada menos que el valor de la vida" y se refirió a una histórica frase de Alfonsín.

"Es cierto que con la democracia no se pudo ni comer, ni curar ni educar, pero sí se puede vivir, porque para educarse, para comer y para trabajar, primero hay que estar vivos", expresó la ex mandataria. Sobre este punto, la vicepresidenta consideró que "en el acuerdo democrático, podíamos tener todas las diferencias del mundo, pero nadie quería matar a nadie, a nadie se le deseaba la muerte por pensar diferente. Lo más importante fue precisamente eso".

CFK habló para los propios y también dejó un mensaje para la oposición

Por su parte, la militancia coreó una vez más la consigna "Cristina presidenta", uno de los motores de la convocatoria. Ante la expectativa general, la presidenta se limitó a responder con una frase de Juan Perón: "Todo en su medida y armoniosamente".

La vicepresidenta dedicó buena parte de su discurso al tema seguridad. "Debemos incorporar al acuerdo democrático el tema seguridad. Un tema complejo, pero que hoy sufre el conjunto de la sociedad argentina. Hay que terminar con debates absurdos porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad, de la vida de los vecinos y las vecinas", empezó. Luego, sin nombrarlo, lanzó un dardo dirigido a Horacio Rodríguez Larreta: "Algunos pueden tener la seguridad más resuelta que otros con la pauta publicitaria, pero la seguridad, los vecinos y las vecinas de la Argentina la sufren todos los días".

En esa tónica, cargó contra Juntos por el Cambio y descargó críticas sin nombralo uno de los principales asesores de Patricia Bullrich, el diputado Gerardo Milman. "Si para algo sirvió lo que me pasó, fue para demostrar que cuando estuvieron en el Ministerio de Seguridad los mano dura, a la política de inteligencia criminal le pusieron una Miss Argentina para que la condujera. Que no nos berreteen más que saben de Inteligencia y seguridad".

CFK habló para los propios y también dejó un mensaje para la oposición

"Y a la hermana de Miss Argentina a controlar los gastos del ministerio reservado del Ministerio de Seguridad", amplió.

Reflexionando sobre soluciones a la problemática, dijo: "El orden en una sociedad ayuda y contribuye con la seguridad. Para nosotros el orden es que el padre o la madre o ambos salgan todos los días a trabajar, les piden que se queden en la casa o vayan al colegio y que todos juntos coman en su casa". "Que la familia argentina vuelva a comer en su casa y no en el colegio, no en los comedores. No hay orden que garantice más seguridad que eso. No es el gatillo fácil ni el palo, es el trabajo bien remunerado", agregó.