Cada uno va manejando su recurso humano acorde a las posibilidades que tiene. Pero ellos reciben muchos fondos de la Provincia y nosotros nada. No se puede salir a equiparar eso. Para nosotros no es un problema porque el vecino entiende la realidad del país, pero te podés comer un reclamo al pedo”. Con esas palabras, un intendente de Juntos le dejó en claro sus sensaciones ante el bono récord de 100 mil pesos que otorgará el intendente de Ensenada, Mario Secco, a los trabajadores municipales.

La noticia impactó en los diferentes grupos que tienen los intendentes. Y no es para menos. Es que buena parte de los jefes comunales bonaerenses anunciaron un bono de fin de año de entre 15 mil y 40 mil pesos. Y, de esta manera, sienten que quedaron expuestos ante sus vecinos. “Los intendentes tienen la obligación de hacer lo mejor para su gente, pero hay cosas que se pueden hablar antes para ver cómo nos podemos manejar como espacio”, le dice a este medio un jefe comunal del Frente de Todos.

El bono que otorgará Ensenada le pone muy alta la vara a municipios con aún más recursos

El problema radica principalmente en el Conurbano. Allí, el bono de Secco no cayó de la mejor manera. “Imaginate si tengo que salir a dar un bono de 100 lucas acá”, le dice otro jefe comunal del GBA a este medio. “Los distritos grandes no estamos preparados para poner esa guita. Multiplicalo y vas a ver los números", agrega. La referencia es a la cantidad de trabajadores municipales que tiene Ensenada y los que hay en los distritos del Conurbano. 

Algunos de los intendentes que ya dieron a conocer los bonos que dieron o que darán para fin de año son Juan José Mussi (Berazategui), 25 mil pesos; Julio Garro (La Plata), 40 mil; Federico Achával (Pilar), 15 mil; Nicolás Mantegazza (San Vicente) , 20 mil; Sebastián Abella (Campana), 20 mil; y Javier Martínez (Pergamino), 20 mil. 

El bono que otorgará Ensenada le pone muy alta la vara a municipios con aún más recursos

Hay otros distritos en los que el reclamo es fuerte. Como en Mar Chiquita, donde le exigen al intendente Jorge Paredi una suma de 40 mil pesos. O en Lanús, donde el concejal del FdT, Víctor De Gennaro, pidió 50 mil como extra.

Pero sin duda, quien quedó más expuesto es el alcalde de Berisso, ciudad hermana de Ensenada, donde el alcalde Fabián Cagliardi dará también un bono de 50 mil pesos. Un extra importante que, quedo reducido, en la comparativa con lo otorgado por el distrito vecino. 

"Con mucha alegría y junto a los compañeros del Sindicato Municipal anunciamos un bono de $100.000 para los trabajadores del Municipio", escribió en Twitter el dirigente que conduce los destinos de Ensenada desde 2003.

Tweet de Mario Secco

La aplicación de este pago, según aclaró el jefe comunal, se suma al aumento paritario del 85% que se otorgó a los empleados durante este año: "Es un esfuerzo más que realizamos desde la Municipalidad para acompañar a nuestros trabajadores, la columna vertebral del crecimiento de la ciudad, con un fuerte rol del Estado para cuidar su economía".

Los intendentes del PRO aprovecharon la ocasión para desmarcarse de lo que consideran otra pata más del “plan platita”. En diálogo con Data Clave, un jefe comunal del partido amarillo aseguró que “para Secco es fácil. Es un mimado de la política kirchnerista. Pero lo mejor sería que baje las tasas locales e incluya a todos los vecinos y no solo a la planta de trabajadores que viene colocando desde hace años”.

Cabe recordar que el jefe comunal, uno de los principales defensores del modelo kirchnerista, llegó a intendente en 2003 luego de ser Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Ensenada durante tres períodos. Y ahora otorgará un beneficio de porte para quienes, en definitiva, son sus excompañeros.