El embajador de la Argentina en Chile, Rafael Bielsa, fue invitado a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado compuesta por Jaime Quintana (PPD), Ximena Rincón (Demócratas), Iván Moreira (UDI) y Francisco Chahuán (RN), a los que se sumó José Miguel Insulza (PS).

Allí habló –según consignó El Mercurio– sobre el rechazado proyecto de la Minera Dominga: “Este emprendimiento era una de las alternativas que iba a tener Agua Negra [un cruce cordillerano] como puerto. A nosotros nos vendría bárbaro que nos avisaran, nada más que eso. Como tiene un impacto en las relaciones bilaterales, queríamos que estuviera informado”, dijo el diplomático.

El Embajador Bielsa ante el Senado chileno: ¿era necesario desairarnos y dejarnos como imbéciles?

En su exposición, Bielsa también aludió a un tema sensible: “Si un diario le dice Falklands a las Malvinas, yo se lo hago saber”, por lo que pidió que se ocupe la expresión “Falklands/Malvinas”. “Esa es una herida para toda la Argentina”, añadió.

También se refirió a que “cuando se les falta el respeto a los distintos gobiernos argentinos, que es un fenómeno muy visible en la prensa, más que en los actores políticos, yo no puedo dejarlo pasar. No puedo dejar pasar que se le diga ‘chorra’ a la vicepresidenta de mi país [Cristina Fernández]”.

Por otro lado, Bielsa enumeró ciertos temas respecto a las relaciones bilaterales comerciales y estratégicas entre ambos países, destacando las congestiones en los pasos fronterizos, el suministro de gas de parte de Argentina hacia Chile y el estado e inversión de la habilitación de los cruces cordilleranos de “Las Leñas” y “Agua Negra”.

El Embajador Bielsa ante el Senado chileno: ¿era necesario desairarnos y dejarnos como imbéciles?

Al abordar esto último, el embajador habló sobre la decisión del Comité de Ministros de rechazar el proyecto Dominga en La Higuera –Región de Coquimbo–, dado que el puerto que se pensaba construir en el lugar era una de las opciones de embarque más importantes para los camiones que provengan desde Argentina por ese cruce, sobre el que dijo: “Cinco especies de animales se despertaron brincando hoy porque no van a desaparecer”.

Asimismo, se refirió al tema de la Plataforma Continental, recordando una cena con el entonces canciller Andrés Allamand. “Un miércoles vino a cenar a la residencia [...] fue una noche maravillosa”. “Dos días después me entero por el diario de la extensión de Chile de la plataforma [...] entonces pienso para mí primero ‘¿no me lo pudiste decir hace dos días atrás?’¿Qué pudiera haber hecho yo? Lo hubiera debido hacer: llamar al presidente y decirle, ‘Mirá, va a pasar eso’”.

Luego recordó que ambos países fueron a la comisión que determina “los límites externos” y dijo “Chile estuvo con nosotros, compartimos material físicamente con Chile, ¿era necesario desairarnos y dejarnos como imbéciles con esta actitud? Entonces yo naturalmente hice mi reclamo”.

Los senadores acordaron transmitir la información entregada por el embajador a Cancillería.

El Embajador Bielsa ante el Senado chileno: ¿era necesario desairarnos y dejarnos como imbéciles?

No es la primera vez que el embajador argentino desata una polémica en Chile con sus declaraciones. En septiembre pasado, la Cancillería chilena llamó a Bielsa para manifestarle la molestia por sus críticas a la derecha tras el triunfo del “rechazo” en el plebiscito constitucional del 4 de septiembre pasado. “No corresponde que un embajador opine sobre la política interna del país donde se encuentra”, le reprocharon.

Bielsa había señalado en la radio oficialista AM 750 que en Chile “la derecha dice cosas que no son ciertas, pero, a pesar de no ser ciertas se entienden fácil, y el progresismo dice cosas que son ciertas, pero que para poder explicarlas necesita que le presten atención, entonces acá pasó eso”. Luego reconoció que “tenía una expectativa de que ganara el ‘apruebo’” en el referéndum.