El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó este lunes que el índice de salarios registró en agosto un incremento de 6,5 %, es decir que se posicionó cinco décimas por debajo de la suba de 7% de la inflación de ese mes.

Según los datos oficiales, la suba de agosto en los ingresos fue resultado de un incremento de 8,1% en los sueldos de los trabajadores privados, 4,2 % en los empleados públicos y de 5,4 % en los ingresos de los empleados no registrados.

De esta manera, en los primeros ocho meses del año el índice de salario acumuló un alza de 51% promedio, contra una inflación del 56,4%.

Entre diciembre y agosto, el índice de salarios marcó una suba del 55 % en los sueldos de los trabajadores privados, del 51,3% en los de los empleados públicos y de 38,8 % en los trabajadores no registrados, informó el organismo.

En la comparación de agosto de este año con igual mes del año pasado, el Índice acumuló un alza del 74,2 % en promedio, frente a una suba de precios del 78,5% producto de un incremento del 76,5 % en los sueldos de los trabajadores privados, del 76,4 % en los de los empleados públicos, y del 63,4 % en los trabajadores informales.

El fin de la metáfora: contrario a lo que afirma Alberto, los salarios perdieron contra la inflación

El sector informal es, claramente, el más perjudicado por el alza en los precios y hoy se encuentra -8,4% real por debajo de marzo 2021 y -15,7% por debajo de diciembre de 2019.

En este marco, este lunes el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, aseguró que en los próximos cuatros meses se dedicará en exclusivo a bajar la inflación y buscar una recuperación del poder adquisitivo de la población. En ese sentido, dijo que la proyección de la baja inflacionaria al 60% para el año que viene fue conservadora, y que prevé una disminución más pronunciada.