Si bien las peleas más evidentes se detectan en un Frente de Todos que intenta enfilar a los dirigentes pensando en las elecciones presidenciales -aunque todavía sin un candidato definido-, en Juntos por el Cambio se ven capítulos interesantes de puja interna para definir a los cabecillas.

Lo curioso de todo esto es que la interna no sólo se da en los municipios que la coalición opositora necesita ganar, sino también en los propios. Un ejemplo claro es La Plata, donde actualmente gestiona el intendente Julio Garro y tiene en el horizonte a los propios intentando morderle los talones para ocupar su lugar.

En esa puja emerge, para sorpresa de muchos, el intendente provincial Daniel Lipovetzky, exdiputado nacional y un hombre conocido por su moderación en el debate parlamentario. Sin embargo, actualmente su figura está ligada a la de la presidente del PRO, Patricia Bullrich, quien está decidida a competir por las elecciones presidenciales y busca contrastar su modelo con el de Horacio Rodríguez Larreta.

El insustancial intendente de La Plata en medio de la batalla entre Larreta y Patricia Bullrich

El jefe de Gobierno porteño avanzó un paso en la interna de su partido y enfiló a algunos dirigentes que hasta hace poco tiempo estaban ligados al grupo de los halcones”, el ala dura del PRO. El ejemplo más claro es el de Waldo Wolff, quien pasó de ser una de las espadas más filosas de la oposición a ser el flamante secretario de Asuntos Públicos, una cartera que depende de la Jefatura de Gabinete.

Pero volviendo a La Plata, Lipovetzky dio claras señales de querer jugar en una eventual interna en el distrito y competir por la intendencia frente a Garro, que todo indica que buscará tener un nuevo mandato. El legislador compartió el miércoles por la noche una cena con referentes políticos, militantes y todo su equipo de trabajo. “Los platenses necesitan un cambio”, arengó. Al evento no fue Patricia Bullrich, pero sí le dejó un mensaje grabado. Curiosamente también se sumó al saludo Daniel Angelici, expresidente de Boca Juniors y un hombre de negocios con presencia en la Unión Cívica Radical (UCR).

Fuentes ligadas al entorno del legislador le aseguraron que la misión de 2023 será exhibir un modelo que contraste con el de Garro y que lo obligue a jugar en una interna y que sean los vecinos los que den su veredicto. Aseguran que la gestión del intendente está teniendo “un desgaste muy grande” y es por eso que apuntan a la renovación.

Tweet de Mauro Palummo

La jugada de Lipovetzky parte de la base de una Patricia Bullrich que sigue construyendo su fuerte en la provincia de Buenos Aires para intentar instalar a un candidato, pese a que cada vez gana más terreno Diego Santilli, quien en las elecciones de 2021 le ganó por un considerable margen a Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán.

Pese a eso, en La Plata recriminan una aparente falta de apertura en el esquema del actual jefe de Gobierno porteño. Horacio tomó la postura de ser candidato de la super-estructura. Lipovetzky le dijo que se estaba equivocando y que está confiando en un tipo que gestiona para el orto y tiene cuestionamientos por todos lados”, dijo una fuente sobre la inclinación de Rodríguez Larreta por Garro.

Pero la estructura de Patricia Bullrich tampoco es del todo clara. De hecho, todavía no tiene definido un candidato a gobernador bonaerense. Desde su armado reconocen que hoy compiten a la par Javier Iguacel, de Capitán Sarmiento, Néstor Grindetti, de Lanús y el senador provincial Joaquín De la Torre. Con Patricia se puede no coincidir claramente en algunas posiciones, pero es alguien que quiere enfrentar los estamentos”, dice una fuente ligada a Lipovetzky. Vale mencionar que al diputado provincial, desde el sector de los "halcones", todavía le facturan su famosa Ley de Alquileres que fue aprobada en el Congreso por oficialistas y opositores.

Tweet de Patricia Bullrich

Lo innegable es que en el PRO reina la desconfianza y todos los dirigentes se miran de reojo antes de darse la mano. Otro ejemplo es Cristian Ritondo, quien pasó de sacarse fotos con Patricia Bullrich a compartir proyectos con Rodríguez Larreta. Sin embargo, el enojo principal sigue siendo con el salto en garrocha de Wolff a la gestión de la Ciudad. Él le pidió a Patricia que lo apoye como candidato a jefe de Gobierno y ella lo que le dijo fue que haga campaña, se posicione y después evaluaba. El pibe se enojó, que se yo… Es parte de la política", le dice a este medio un hombre que tiene cierta importancia en el armado de la exministra de Seguridad y que prefiere reservar su identidad.

Y agregan: "Poco entendible que pases de ser un comisario ideológico de los halcones criticando a todos los demás y que ahora pases a estar con Horacio. Podes ser halcón y paloma respetando a los otros, pero de comisario político a ser funcionario…”.

Lo cierto es que el cierre de año de 2022 se da con más peleas que unidad y el 2023 promete ser una auténtica batalla con dirigentes desfilando por las calles en busca del voto. Para la gente, un bodrio; para la política, otro escenario apasionante.

Fuentes: dataclave.com.ar, lamovidaplatense.com.ar, noticiasensenada.info, primerapagina.info y visionpolitica.info