El Movimiento Evita, en permanente tensión con el ala kirchnerista del Frente de Todos, tendrá este sábado un encuentro con unos 800 congresales, más un grupo de dirigentes, en el predio de la UOCRA de Esteban Echeverría para debatir internamente las líneas de acción para el año electoral y empezar a definir una estrategia a más largo plazo que marque un rumbo de la organización en los próximos diez años. El eje estará puesto en media docena de líneas de acción centradas en los planes electorales de algunos distritos de la provincia de Buenos Aires, la cuestión productiva que se encarará a partir de las nuevas medidas tomadas por el Presidente, Alberto Fernández, respecto de los planes sociales, la sindicalización de los movimientos y la puesta en funcionamiento del Partido de los Comunes, herramienta electoral que esperan esté disponible para el próximo año.

Esta vez no será un encuentro para enviar un mensaje hacia la interna del Frente de Todos, como ocurrió en el último Congreso celebrado en La Matanza donde se plantó postura a favor de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y se lanzó la candidatura de la diputada provincial, Patricia Cubría, en ese distrito. Será más bien un debate interno para trazar las líneas de acción en dos planos, por un lado, el del próximo año electoral, y por otro una estrategia a largo plazo que planifique el rumbo que el Evita tomará en los próximos diez o quince años, con el objetivo de que se consolide como un espacio de poder político territorial de peso que se siente a la mesa grande de las discusiones del peronismo.

El Movimiento Evitar laburar enfrenta a la justicia por los zombies con tarjeta de débito

Según explicaron fuentes del espacio la idea es que el encuentro sea un cierre de fin de año donde se van a plantear cinco o seis líneas de acción que se discutirán en quince comisiones durante la jornada para terminar elaborando un documento que de cuenta de las resoluciones. La idea es que haya una apertura, el debate, una foto con entre treinta y cuarenta referentes que pretenden competir electoralmente, la presentación de un grupo de dirigentes sub treinta que leerán el comunicado final y muestren la renovación del espacio y un cierre a cargo del líder de la organización, Emilio Pérsico.

Esta vez la intención no es dar un mensaje para afuera, sino debatir internamente y dejar parado al Evita de cara al año que viene con discusiones y debates sobre las herramientas estratégicas que tenemos. Hay un combo de lo coyuntural y de cara a la elección, pero también apuntando más a lo estratégico. Estamos en un proceso de pensar al Movimiento Evita de acá a los próximo 10 o 15 años. Lo estamos debatiendo en estos ámbitos, seguramente en el próximo Congreso consolidaremos orgánicamente eso”, explicó un referente a cargo de la organización a este medio.

El Movimiento Evitar laburar enfrenta a la justicia por los zombies con tarjeta de débito

Entre los temas que se debatirán durante la jornada estarán las estrategias locales para disputar candidaturas en diferentes distritos de la provincia de Buenos Aires, el Evita tiene más de veinte candidatos y candidatas que pretenden competir por las intendencias; y el armado del Partido de los Comunes, que aún está proceso de conformación ante la Junta Electoral.

Otro eje será el desarrollo de una estrategia productiva a partir, fundamentalmente, del decreto firmado por Fernández que otorga a los movimientos sociales el 30 por ciento de la obra pública de menos de 300 millones de pesos, el fortalecimiento de las unidades productivas a través de entrega de maquinarias y herramientas y la conformación del Consejo de la Economía Popular, al tiempo que cierra la posibilidad de incluir más beneficiarios al programa Potenciar Trabajo. También se debatirá sobre el plan de sindicalización por ramas de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).