El ministro de Economía, Sergio Massa, oficializó este viernes un acuerdo con las cerealeras para otorgar un nuevo “dólar soja” en torno a los $230, que estará vigente hasta el 31 de diciembre, bajo el compromiso de que se liquiden al menos US$ 3.000 millones. El ingreso adicional al esperado servirá para cumplir la meta de reservas anual con el FMI, pero “centralmente” consolidar los objetivos en materia fiscal.

El acuerdo se hizo en especial con representantes de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y Centro Exportador de Cereales (CEC), que preside Gustavo Idígoras, con quienes se firmó un compromiso para liquidar US$ 3.000 millones a raíz de un tipo de cambio de $230 para el complejo sojero en lo que será una nueva versión del “dólar soja” actualizado por inflación.

El nuevo "Dólar Soja" debuta en medio de una minicorrida y con un ojo en las metas del FMI

La medida entrará en vigencia a partir del lunes, mediante un decreto, y estará disponible hasta el 31 de diciembre. Según explicaron fuentes de Economía, el programa tiene tres objetivos a partir de una mayor recaudación: Financiamiento para promocionar las economías regionales; subsidios a las cadenas de valor avícola, bovina, lechera y porcina para aumentar la producción y un fondo para mantener sostener las asignaciones familiares. 

El BCRA perdió reservas en noviembre por un valor superior a los US$ 1.000 millones. Los cálculos del mercado daban cuenta de que con el ritmo de ventas las arcas de la autoridad monetaria quedarían en cero a finales de enero, en caso de no aplicar un mecanismo de incentivo a liquidar divisas como el que se anunció este viernes. Así, la intención del equipo económico es generar un “puente” hasta marzo, cuando comienza la liquidación con mayor fuerza.

En ese marco, el dólar blue cerró en $320 y alcanzó su valor más alto en los últimos cuatro meses. El informal tuvo su mayor subida semanal desde julio, al trepar tras el feriado del lunes último $14 en cuatro días, que se suman a los $13 de la semana previa.

El nuevo "Dólar Soja" debuta en medio de una minicorrida y con un ojo en las metas del FMI

Uno de los objetivos tiene que ver con lo fiscal, se espera que la recaudación pueda crecer 0,1% del PBI en concepto de retenciones, lo que daría un mayor margen para cumplir con un déficit primario del 2,5% del PBI en el acumulado del año. El margen que tenía el Gobierno era de solo $800.000 millones para el último bimestre, algo que resultaba muy exigente.

No es un dato menor que la semana que viene partirá a Washington una misión técnica del Ministerio de Economía para terminar de cerrar la tercera revisión del acuerdo con el FMI que según fuentes oficiales “está aprobada” y las proyecciones del cierre del año.

La respuesta del campo

Uno de los principales referentes agropecuarios cuestionó al ministerio de Economía por la última propuesta de Sergio Massa, ofreciendo para los productores un dólar diferencial de $230 para que liquiden su cosecha, con el objetivo de que se fortalezcan las reservas del Banco Central.

El nuevo "Dólar Soja" debuta en medio de una minicorrida y con un ojo en las metas del FMI

En ese marco, Nicolas Pino, titular de la Sociedad Rural, marcó diferencias con el Gobierno y lo expresó en su cuenta de Twitter.

"La nueva edición del dólar soja las toma el gobierno para beneficio propio y no van en línea con lo queremos los productores que es un tipo de cambio único y recibir el precio internacional del producto", tuiteo el titular de una de las entidades que integran la Mesa de Enlace.

"No sabemos cómo va a funcionar este nuevo esquema cambiario, pero a juzgar con lo que pasó en septiembre con las operaciones en la cadena comercial entre canjes de insumos, alquileres de campos y precios en los mercados, nos preocupa porque aparecen los vivos de siempre", sentenció.