La discusión por la autonomía municipal volvió a instalarse con fuerza en los últimos meses. Y pese a que quienes llevan la bandera con mayor seguridad son los representantes del radicalismo bonaerense, en esta oportunidad dos legisladores unieron fuerzas para proponer la necesidad de crear nuevos municipios con el fin de que los gobiernos locales tengan mayor cercanía con los vecinos y se pueda brindar más eficiencia desde los distritos.

La presentación fue realizada por la senadora del GEN, Lorena Mandagarán y Marcelo Daletto, el senador que se referencia en Emilio Monzó. Ambos, tomaron un viejo proyecto de Julio Alfonsín, quien fue uno de los artífices de la creación último distrito bonaerense (Lezama, en 2009), para ver la posibilidad de avanzar en la formación de otros partidos.

Proponemos legislar sobre uno de los vacíos legales del régimen municipal bonaerense, entendiendo que la provincia de Buenos Aires, tan extensa y diversa, demanda un proceso de descentralización del Estado ya que existen localidades con comunidades urbanas y rurales con una clara identidad y grado de desarrollo que las alienta a promover su reconocimiento”, expresó Mandagarán.

Emilio, el creador de municipios: Monzó y los suyos buscan aumentar la cantidad de municipios en PBA

Esto naturalmente genera tensiones con la localidad cabecera que ve amenazada su integridad territorial, exponiendo un conflicto que es necesario abordar y encauzar a través de un proceso racional y previsible, con apego a pautas procedimentales predeterminadas

Por su parte, Daletto señaló que “la posibilidad del reconocimiento es una herramienta para poder darle continuidad al Plan Génesis que en 1995 permitió que municipios como el ex General Sarmiento hoy sean los distritos de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas, los cuales unidos en la actualidad representan casi 1 millón de habitantes. Y es gracias a esa división que hoy pueden ser mejor atendidos”.

Para el senador opositor es necesario encarar una “verdadera transformación de los grandes conglomerados urbanos” de la provincia para corregir el actual “desequilibrio demográfico” entre los municipios de los grandes conglomerados bonaerenses.

También se señaló la necesidad de superar las “dificultades de gestión” de la problemática local, realizar una “nueva adecuación” de los gastos y los recursos en función de los ingresos y contribuir a mejorar

Las condiciones del ejercicio de los derechos de los ciudadanos mediante una mayor cercanía entre los representantes y los representados

En esa línea, los legisladores coincidieron en que la iniciativa busca “establecer un procedimiento idóneo y eficiente para llevar adelante, en la práctica institucional cotidiana, la acción del reconocimiento municipal y la conformación de los órganos responsables de la misma”.

Según se informó el proyecto de ley establece, entre otras cuestiones, que las localidades o delimitaciones geográficas que aspiren a su reconocimiento como Municipio, deberán formar una Junta Pro-Reconocimiento Municipal que elabore el proyecto de reconocimiento.

Por otra parte, la iniciativa parlamentaria presentada establece que la solicitud de reconocimiento deberá ser enviado al Intendente municipal y al Concejo Deliberante para que emitan opinión fundada sobre el tema.

Emilio, el creador de municipios: Monzó y los suyos buscan aumentar la cantidad de municipios en PBA

Pero cuántos y cuáles serían los nuevos distritos. Según enumeraron, la cantidad llega a 21 más. Por lo que de los 135 actuales se buscaría pasar a 156. Y en la presentación los dividieron en dos. Por un lado los del Conurbano y por el otro, los del interior.

En el GBA la idea es crear los distritos de Gerli, Banfield, Hudson, La Ribera, Wilde, La Franja de Berisso, Temperley, Altos del Tránsito, Paso del Rey, Presidente Derqui, Don Torcuato y una nueva La Matanza, que incluya Tapiales, Ramos Meja, Juan Manuel de Rosas y Laferrere.

Y por fuera del cordón: Lima, Jauregui, Norberto de la Riestra, Santa Clara del Mar, Quequén, Huanguelén, Barker, Darregueira y Sierra de los Padres.