"Setenta por ciento política, treinta por ciento gestión", así resumieron desde Esteban Echeverría el encuentro entre el intendente Fernando Gray, y el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, de los pocos que expresan públicamente su apoyo al presidente Alberto Fernández.

El encuentro se produjo en la Casa de Catamarca ubicada en la Ciudad de Buenos Aires y, según se comunicó de manera oficial, versó en torno a la capacitación productiva y al fortalecimiento de los lazos institucionales entre la Provincia y el Municipio.

Fernando Gray pica en punta: el intendente bonaerense teje y construye con miras al 2023

Además, los funcionarios intercambiaron presentes y acordaron seguir trabajando de manera conjunta en futuros proyectos.

Lo cierto es que, en un momento complejo para el Frente de Todos, el gesto de ambos mandatarios no pasó inadvertido. Gray, se sabe, está peleado con la conducción del PJ Bonaerense y teje redes con otros "desencantados" de la conducción de Máximo Kirchner, que objeta incluso desde el punto de vista judicial.

La última aparición "política" del alcalde bonaerense fue el 17 de octubre, cuando participó del acto convocado por la CGT y acusó a la dirigencia de su propio partido de "hacer grandes convocatorias plagadas de eslóganes y sin un verdadero sustrato social, político y económico".

Fernando Gray pica en punta: el intendente bonaerense teje y construye con miras al 2023

"El problema es discutir los temas de la agenda real del pueblo. En ese caso, no. Prefieren hacerlo a puertas cerradas y a espaldas del pueblo. Y sin siquiera consultar a la columna vertebral del movimiento", planteó, en un guiño al movimiento obrero.

Mientras espera el pronunciamiento de la Corte Suprema respecto de la ilegalidad de las elecciones que consagraron a Kirchner como presidente del PJ Bonaerense, a partir de haber dictado previamente la caducidad de la conducción que encabezaba Gray, el mandamás de Esteban Echeverría puso otro rumbo.

Es que la agenda abordada junto a Jalil tiene como meta el Partido Justicialista en el orden nacional, con la idea de posicionarse como referente bonaerense en esa liga.

Hay que recordar que la máxima autoridad del peronismo nacional es el presidente Alberto Fernández, secundado por cinco vicepresidentes, entre los que están el gobernador bonaerense Axel Kicillof y la exgobernadora catamarqueña, Lucía Corpacci.