Las elecciones de 2023 van tomando forma. Y este domingo, una ciudad cordobesa funcionó como caso testigo de lo que podría pasar hacia adentro de Juntos en el próximo año. La coalición se sometió a una interna abierta para determinar quién será su candidato a los comicios de marzo. Y los resultados no solo fueron festejados a nivel local sino que también tuvieron su impacto nacional y provincial.

El actual intendente de La Falda, el radical Javier Dieminger, logró un triunfo claro al imponerse con el el 71 por ciento de los votos sobre su competidor directo y exaliado, el también boina blanca, Eduardo Arduh. El actual mandamás llegó a la elección con el apoyo del PRO y la Coalición Cívica. Pero sin dudas, quienes más festejaron fueron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional, Rodrigo De Loredo

Las venas abiertas de Juntos por el Cambio en La Falda cordobesa

El referente nacional del PRO y el precandidato a gobernador de Córdoba se habían mostrado previamente con Dieminger. Ambos le hicieron llegar su apoyo. Tal como sucedió con el primer gran caso testigo que tuvo la Provincia con el famoso kilómetro cero de Juntos por el Cambio: Marcos Juárez.

Los candidatos nacionales y provinciales de Juntos no quieren dejar librada al azar ninguna elecciones. Y quieren salir a dar la pelea en todas. Es por esto que, con el fin de ganar de reposicionarse, los intendentes también mostraron sus cartas. Y como hubo ganadores, también quedaron expuestos los perdedores.

La compulsa interna también expuso la situación actual que vive Luis Juez. Sucede que el Frente Cívico no habilitó su participación en las internas de Juntos por el Cambio en ningún distrito de la provincia. Los motivos son claro: el aspirante a gobernador está en contra de que los candidatos se resuelvan por las internas. Algo que lo enfrenta de lleno a De Loredo.

Las venas abiertas de Juntos por el Cambio en La Falda cordobesa

Con una lista pura del radicalismo, Arduh no pudo volver a competir para retomar el control de una ciudad que gobernó en dos oportunidades. Y, a la vez, dejó herido al presidente del bloque de la UCR en la Cámara baja del Congreso de la Nación, Mario Negri, quien bancaba su candidatura.

Desde el lado de Dieminger aseguraron que le abrieron las puertas a un acuerdo con su rival interno para evitar tener que pasar por una contienda electoral que los enfrenta de cara a la sociedad y que, nuevamente deje expuestas las diferencias que existen hacia adentro de la coalición opositora. Sin embargo, no hubo pacto. “Cacho” Arduh se sintió traicionado por el actual intendente ya que fue él mismo quien lo ungió como su sucesor. Eso sí, según dio a conocer, con la idea de retomar el poder tras un mandato. Algo que, por lo que asegura, el actual jefe comunal no cumplió.

"Me llamó Cacho y se puso a disposición para colaborar en las elecciones generales" destacó el ahora candidato de Juntos apenas pasadas las 20. El próximo 19 de marzo, La Falda irá a elecciones con el objetivo de revalidar o no al aspirante actual. Por ahora, se desconoce quién estará enfrente.