Después de un diciembre turbulento, los intendentes peronistas que gobiernan distritos del conurbano entran en un impasse hasta los primeros días de enero, cuando volverán con todo al ruedo para lanzar formalmente La Liga en el Partido de la Costa. Buscarán mostrarse fortalecidos para encarar la recta final de la campaña en medio de la tensión con el gobernador Axel Kicillof, con el objetivo de máxima de poner un nombre propio en la competencia por el sillón de Dardo Rocha.

Con locación aún por definir –suena Mar del Tuyú y San Clemente– en el distrito gobernado por Cristian Cardozo, el 21 de enero plantarán un mojón en la campaña; “hay que construir hasta el momento de las definiciones”, avisan previó a la discusión álgida que se espera en el Frente de Todos para la confección de listas.

Los intendentes del FDT buscan un nuevo paraguas por si Cristina no juega en las PASO

Hasta La Costa llegarán los territoriales y referentes de cada una de las tribus en las ocho secciones electorales de Buenos Aires. Además de los cargos ejecutivos para la provincia y las 135 intendencias, se pondrán en juego 46 bancas en la Cámara de Diputados (15 por la Primera sección, 14 por la Cuarta, 11 por la Quinta y 6 por la Séptima) y 23 asientos en el Senado (5 por la Segunda, 9 por la Tercera, 6 por la Sexta y 3 por la Octava).

El cierre de 2022 fue movido para los jefes y las jefas territoriales, que, pese a la euforia mundialista, no pausaron el reunionismo permanente para afianzar su posición, aún más luego del sacudón que provocó el renunciamiento de Cristina Kirchner.

Los intendentes del FDT buscan un nuevo paraguas por si Cristina no juega en las PASO

Tuvieron un último encuentro en el municipio de Cañuelas, donde respaldaron a la vicepresidenta tras la condena en la causa “Vialidad”, tendieron puentes con el Movimiento Evita en un encuentro encabezado por el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, y se reunieron con representantes de la Confederación General de Trabajadores (CGT) para afinar la estrategia electoral.

En paralelo a las reuniones que ellos mismos publicitaron en redes sociales, continuaron con encuentros privados de los que trascendieron imágenes. Hubo contactos con gobernadores del interior del país, con quienes, pretenden concretar un encuentro y foto formal en las próximas semanas. Un intendente del conurbano dijo a este medio que, en paralelo, continuarán reforzando el trabajo en el pago chico, donde casi todos buscarán quedarse cuatro años más.

Vamos a trabajar fuerte en construir de abajo para arriba, hay un tema que el gobernador no termina de digerir y es que las victorias en la provincia de Buenos Aires se construyen de abajo para arriba. En los distritos, medimos entre 10 y 15 puntos más que el gobernador”, disparó un mandamás del conurbano agitando la conveniencia de llevar a uno de ellos al lugar que ocupa Kicillof. “Somos de la conciencia de que los escenarios se construyen de abajo hacia arriba y, en ese sentido, entonces, hay que fortalecer los territorios que gobernamos”, completó.

Fuentes: minutouno.com, lamovidaplatense.com.ar, noticiasensenada.info, primerapagina.info y visionpolitica.info