Le ganamos a la incertidumbre y empezamos a estabilizar la macroeconomía”, afirmó este viernes el ministro de Economía, Sergio Massa. Fue en el marco del lanzamiento del electroducto ALIPIBA II en la ciudad de Bariloche, que incluirá una serie de obras para el transporte de energía eléctrica en la zona cordillerana.

Durante el acto, el funcionario fue precedido en la palabra por la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; su par de Neuquén, Omar Gutiérrez; y la secretaria de Energía, Flavia Royón. Tras ello, comenzó su alocución y felicitó a los mandatarios opositores por el trabajo conjunto con el Estado nacional. En esa línea, afirmó: “Cuando planificamos o diseñamos matriz energética y tendidos de alta, media y baja, lo que estamos estamos definiendo qué tipo de energía consumimos y qué tipo de crecimiento queremos para nuestras comunidades”.

Tras ello, graficó: “Esta obra para Bariloche significa que puede crecer en 24.000 hogares, duplicar la capacidad de su parque industrial y dejar de utilizar energía forzada; para el cerro esto representa dejar de quemar combustible y tener energía estabilizada. Y creo que en un momento en el que le hemos ganado a la incertidumbre y empezamos de vuelta a estabilizar nuestros fundamentos macroeconómicos, es clave que tengamos la capacidad, más allá de estabilizar, de pensar el mediano y largo plazo de la Argentina”.

ALIPIBA II, más energía en la Patagonia

En concordancia con lo planteado, Massa sostuvo que el desarrollo del sector energético puede cambiar el producto bruto del país. “Nos puede permitir terminar con estos ciclos recurrentes en los que cada 10 años nos faltan dólares, tenemos problemas, tenemos incertidumbre y además fuga del ahorro fuera de los argentinos fuera de la Argentina. Claramente, si hay un sector que nos puede ayudar a tener más de una turbina, es el sector energético”, enfatizó.

Más tarde, completó: “Pero hay otro sector que crece todos los años y que también nos puede dar estabilidad en términos de futuro, que es el del conocimiento aplicado que representa INVAP”. Por ese motivo, subrayó la importancia de que el Estado genere incentivos para el área.

Después, dijo con relación a la obra anunciada: “Además, reconocer que con recursos propios la provincia de Neuquén financió un tramo de esta obra que hoy no se tiene que hacer porque ellos ya lo hicieron, y que el Estado nacional le deberá reconocer de toda manera. Y lo hará ayudando con el gasoducto”.

Sobre el final de su discruso, el ministro anunció que la semana que viene se le dará ingreso a “la ley que le da estabilidad para los próximos 30 años a las inversiones de hidrógeno”, lo cual ayudará a generar valor agregado alrededor del sistema energético y a modificar la matriz productiva de diversas provincias.

Finalmente, se dirigió al “sector turismo”. “Tomamos la decisión de reconocerle un mejor tipo de cambio a los tuiristas extranjeros que nos viene a visitar cuando usan la tarjeta de crédito, porque queremos que sea un sector formalizado. Sabemos que esto los ayuda a aumentar rentabilidad, por eso les pedimos que cuiden los precios; Sabemos que esto le sayuda a generar nuevas oportunidades de negocio, por eso les pedimos que inviertan”, reclamó.

Y concluyó:”Pero también esto es un esfuerzo del Estado y por eso les pedimos que cumplan, porque es muy importante que toda las operaciones se hagan con las tarjetas de crédito, porque cuanto más formal sea nuestra economía, cuanto más tengamos como Estado la capacidad de que lo que funciona en nuestra economía pague sus impuestos, más capacidad tenemos para llevar adelante obras como la que hoy estamos poniendo en marcha”.