El ministro de Economía, Sergio Massa, pondrá en marcha esta semana los próximos 90 días de su gestión con el foco puesto en los precios, pero con novedades por el lado de los ingresos. El equipo económico avanzará en acuerdos con empresas de consumo masivo, pero también de insumos difundidos con la amenaza de abrir importaciones en caso de que las charlas no prosperen. También, podría definirse este martes el pago de un bono de fin de año para asalariados formales.

A pesar de la considerable baja que mostró el IPC de septiembre, desde el 7% de agosto al 6,2%, los niveles siguen siendo preocupantes para los bolsillos y los funcionarios del área económica. Para octubre las estimaciones privadas anticipan una aceleración, para llegar a entre 6,5% y 6,8%, lo que cortaría una racha de dos mermas consecutivas.

Plan M: las medidas que instrumentará Massa para bajar la inflación

“Terminamos los primeros 90 días y ahora vamos a informar los pasos de nuestra hoja de ruta para el próximo trimestre. Para planificar más a largo plazo tendríamos que tener la mitad de la inflación actual. Primero vamos a estabilizar la macro y después centrarnos en el tema precios: consumo masivo e insumos difundidos”, comentó una alta fuente del Palacio de Hacienda.

La novedad de los insumos difundidos tiene que ver con una preocupación que transmiten los industriales en las negociaciones para alcanzar acuerdos de precios con Comercio Interior. Los aumentos en ese sector determinan los costos de toda la cadena. Esta semana se conocerá un convenio con el sector del hilado textil, en el marco de aumentos en indumentaria y calzado, con quienes ya había un acuerdo, que llegan al 118% en el último año. 

Plan M: las medidas que instrumentará Massa para bajar la inflación

Una compañía apuntada por el Ministerio de Economía es Dow, la única que produce poliuretano localmente, y con la que habrá comunicaciones esta semana. “Dow cobra más de US$ 2.200 la tonelada en el mercado interno pero US$ 1.600 cuando la exporta a Chile”, sostuvieron desde esa cartera, mientras que aseguraron que al igual otros “dos o tres” rubros “pensamos abrirle las importaciones a los competidores”.

Los insumos difundidos son un factor clave para determinar precios a lo largo de la cadena de producción, por lo que los incrementos ahí recorren hasta las góndolas. Este es uno de los señalamientos que realizan las firmas de productos de consumo masivo a la hora de oponerse a un congelamiento de precios. La intención de Comercio Interior es mantener valores de entre 1.000 y 2.000 artículos hasta marzo.

Plan M: las medidas que instrumentará Massa para bajar la inflación

El Gobierno apunta a aplicar a las empresas multas de hasta $214 millones por infracciones a la ley de Defensa del Consumidor, que incluye también incumplimiento de los acuerdos de precios. El monto se actualizará en línea con la Canasta Básica Total, es decir la línea de pobreza, que está determinada por los precios de servicios y bienes necesarios mensualmente para una familia de tres integrantes.

Descartada una suma fija, esta semana el ministro de Economía también tiene previsto reunirse con su par de la cartera de Trabajo, "Kelly" Olmos, para definir un bono de fin de año destinado a trabajadores formales. Según anticipó el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro, Massa y Cristina Kirchner analizaron cómo recomponer ingresos.