Desde el PRO sienten que hay dos o tres municipios del Conurbano bonaerense gobernados por el Frente de Todos que pueden terminar el 2023 pintados de amarillo. Las cuentas, son claras. Pero no por eso conservan la amistad. Sucede que, hasta el momento, un sector del partido opositor creía que tenía el as de espadas para salir a disputar la partida local. Sin embargo, en las últimas semanas se terminó de confirmar un salto que dolió más de lo pensado en la disputa interna que mantienen los diputados nacionales Diego Santilli y Cristian Ritondo en su camino rumbo al sillón de Dardo Rocha.

El aspirante de un distrito del Conurbano tomó la decisión de pegar el salto interno y dejó al exministro de Seguridad bonaerense en una posición complicada. Cómo juega el PRO a nivel local.

En concreto, el exvicejefe de Gobierno porteño se quedó con el candidato más buscado del Conurbano para dar la pelea en Ituzaingó, el distrito donde Alberto Descalzo (FdT) lleva 27 años ininterrumpidos como jefe comunal. Con un fuerte costo interno. Es que Gastón Di Castelnuovo, el aspirante en cuestión, venía militando en favor de la candidatura de Ritondo. Pero todo cambió y, ahora, juega para Santilli.

No se trata de un cambiomás. Di Castelnuovo viene de ser electo como concejal en 2021 con el 39.67 por ciento de los votos contra el 38.06 logrado por la lista del actual intendente. El edil del PRO fue el artífice de una de las derrotas más duras que tuvo el oficialismo junto a las ocurridas en Tigre y Morón.

A la inversa de lo que suele ocurrir, cuando la mayoría de los candidatos a presidente o gobernador le levantan la mano a los aspirantes a la intendencia, fue Di Castelnuovo quien aguardó hasta último momento por definir su posicionamiento interno luego de perfilarse como un referente local de Ritondo. Su elección quedó clara en la última visita de Larreta y Santilli, cuando compartieron un acto los tres juntos. Fue la quinta vez que el "Colo" bajó al territorio del oeste en 2022.

"Nada de lo que hagamos nosotros desde la política tiene sentido si del otro lado no están todos ustedes el día de la elección para ayudar a cuidar la voluntad de los votos de cada uno de los vecinos”, expresó el edil. Y aseguró: “Nada tiene sentido si no logramos hacer eso porque estamos luchando contra un aparato que tiene casi 30 años y van a intentar seguir siendo ellos los que decidan en futuro de nuestro distrito tal como lo vienen haciendo ahora. A la vista están los resultados, no va a haber nada distinto si no hacemos algo distinto”.

Salto interno

Di Castelnuovo formaba parte del ala de Ritondo. Incluso integraba el grupo de WhatsApp de los candidatos propios del exministro de Seguridad bonaerense. Pero tras acompañar la visita de Larreta y Santilli a Tres de Febrero, en septiembre pasado, fue eliminado del chat al igual que otros dirigentes. Para Ritondo hubo traición. Sin vuelta atrás. “Lo que hizo Gastón, no se hace”, contestó una fuente consultada.

Y pese a que se especuló con que los “borrados” podrían regresar, según pudo averiguar Data Clave, ninguno fue restituido al grupo. Y al poco tiempo, el concejal se puso la camiseta del bando rival en la interna PRO.

Ahora, el exfuncionario de María Eugenia Vidal tiene en mente hacer presión con el concejal Christian Lanaro como principal aspirante a través de una estrategia clave a nivel local con el foco puesto en la inseguridad. Algo a lo que también apuesta el propio Lanaro y la candidata de la titular del PRO, Patricia Bullrich, a nivel local, Silvina Valdevenito, quien su momento le dijo a este medio: "Coincidimos en la línea de Patricia en un armado de un equipo genuino que puede dar respuesta al distrito. Con un gobierno transparente. Buscando de alguna manera que todo lo que tenemos como recurso sea bien distribuido.

Así las cosas, el PRO juega con tres dirigentes claros para salir a pelear un municipio donde ve la posibilidad de llevarse el triunfo por primera vez desde su creación en 1995.