A más de un año del inicio de la investigación, el juzgado federal de Tres de Febrero, a cargo del subrogante Juan Manuel Culotta, envió la causa iniciada contra el expresidente de la Nación, Mauricio Macri, al Juzgado de Garantías N° 1 de San Martín. El dirigente del PRO esta acusado de incumplir con el aislamiento obligatorio en agosto de 2021 luego de volver a Argentina.

La denuncia penal contra Macri es por violar el artículo 205 del Código Penal y fue presentada luego de que un fiscal corroborará que no se encontraba en su domicilio de San Isidro consignado en una declaración jurada. La norma en cuestión establece entre 6 meses y 2 años de prisión a quien "violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Todavía se debate en la justicia el fuero donde se investigue a Macri por violar la cuarentena

En ese momento, por disposición del gobierno bonaerense, las personas que regresaran al país debían hacer un aislamiento obligatorio de 4 días en un hotel y de otros 7 días en el domicilio particular. El expresidente había viajado a Francia y Suiza el 27 de junio de 2021 (luego de ser contacto estrecho en una visita previa a Paraguay) y estuvo ahí 40 días. El lunes 9 de agosto volvió a Argentina y 4 días después se realizó la inspección en su domicilio donde debía estar en cuarentena y no estaba. En ese periodo también se reunió con intendentes bonaerenses del PRO en su quinta Los Abrojos.

La defensa de Macri, encabezada por Pablo Lanusse había trabado un conflicto de competencia que llegó hasta la Cámara Federal de Casación. En un principio, se había declarado incompetente al juez Culotta y al fiscal Jorge Sica y la causa debía pasar a manos de Ana María Figueroa. Sin embargo, Lanusse pidió su recusación y ahora, finalmente, el expediente se quedará en los tribunales de San Martín. El juzgado que intervendrá de ahora en más está vacante, pero es subrogado por el juez Mariano Grammático Mazzari.